Revolviendo El Baul

image_12

Cada vez que alguien me dice: Me voy de Venezuela, se me arruga un poquito el corazón. Entiendo que hay miles de razones válidas por las cuales la gente lo hace pero eso no le resta ese pequeño guayabito que me da.

De lo bueno que ha surgido de la emigración es la expansión de proyectos de venezolanos por todo el mundo. Uno de esos es REVOLVIENDO EL BAUL, una tienda espectacular que abrió Tatiana Aguilar en ciudad de Panamá.

Para mi esta tienda es muy querida porque fui parte del equipo que armo el proyecto, y verlo de pie, floreciendo y creciendo me llena de mucho orgullo. Hoy a unos meses de cumplir un año quise preguntarle a Tati como ha sido trabajar con diseñadores de la talla de: Fabiana Kubler, Efrain Mogollon, Alejandro Ramirez, entre otros, en esa ciudad.

La boutique funciona como las tiendas de autor que bien son conocidas en Venezuela, donde cada autor tiene su espacio, su pequeña esquina y que son vitrina para decenas de personas que se enteran de lo que se hace en el país.

Su directora cuenta: “Traer tanto talento a espacios donde antes eran desconocidos me llena de alegría, ver volver una cliente por un diseñador del que nunca antes había escuchado pero se vistió de él y se sintió sensacional no tiene precio.

image_17
image_16

Un espacio como Revolviendo el Baul, en donde encuentras una selección de ropa de diario, coctel, accesorios divinos y carteras de ensueño de diseñadores emergentes latinoamericanos es un modelo novedoso en ese mercado. Hoy por hoy en REB encuentras no solo diseñadores venezolanos, también ha incluido talento de Argentina, Colombia, Curaçao, México, Nicaragua y Panamá.

Tatiana sigue contando: “Cuido mucho cada detalle, me esmero mucho para que todo el que entre se lleve una muy grata experiencia. Panamá es un país increíble con gente buena y ávida de cosas diferentes, de propuestas que salgan de lo regular, y Revolviendo les ha ofrecido ese ‘no se que’ que les hace querer volver, es único en su estilo.”

Hoy por hoy se pueden encontrar mas de 60 diseñadores, todos latinos y seleccionados por alguien que los admira y aprecia.
“… Desenvolverme y desarrollar este proyecto de la mano de tanto arte y tanta pasión de cada uno de los diseñadores que forma parte del baúl es maravilloso, es un reto diario por ser mejores y seguir apoyando y proyectando de la forma mas profesional el trabajo de cada uno de ellos.” Finaliza Tatiana.

Perdemos a algunos que se van, pero desde lejos aportan al país, a los diseñadores venezolanos en donde quiera que estén y a todos los creadores latinoamericanos que allí se encuentran.

Que sigan los éxitos para REVOLVIENDO EL BAUL.

image_15 image_13 image_8 image_7 image_6 image_9 image_10